Noticias
Publicado el Diciembre 5, 2016. Consejo de la Cultura presentó en Valdivia Política Nacional del Campo de la Música 2017-2022

En el marco del festival Fluvial, el secretario ejecutivo del Consejo de la Música, Cristian Zúñiga, presentó los resultados de un proceso participativo, público y trasparente, que se extendió entre junio de 2015 y noviembre de 2016.

Si bien ya había sido lanzada por el Ministro de Cultura Ernesto Ottone en el Centro Gabriela Mistral (GAM), fue en su presentación en Los Ríos donde la Política Nacional del Campo de la Música 2017-2022 destacó especialmente los aportes de las regiones en su construcción.

El documento, cuya elaboración estuvo encabezada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), fue presentado en Valdivia en el marco del festival Fluvial, Música y Ciudad.

Desde junio de 2015, representantes de la totalidad de los agentes del campo de la música trabajaron junto al Estado para dar con un documento que orientará las principales políticas públicas de los próximos cinco años en materia musical. Un proceso inédito por el alcance de su participación y que ya está disponible para descarga gratuita en http://www.cultura.gob.cl/musica/

Durante la presentación regional, realizada en la Casa Luis Oyarzún de la Universidad Austral de Chile, el secretario ejecutivo del Consejo de Fomento de la Música Nacional del CNCA, Cristian Zúñiga, destacó los aportes de la Región de Los Ríos en la elaboración del documento. “Ustedes tienen una política propia, tienen estrategias propias en términos de lo que es la industria creativa y eso nos facilitó mucho el trabajo y además nos aportó en metodología y en lo que va a ser el seguimiento posterior que va a tener esta política”, indicó.

“Podría decir que la Región de Los Ríos fue muy importante en esta política porque ustedes partieron el 2012 y esa experiencia, ese diagnóstico, para nosotros fue fundamental, y por eso que el lanzamiento regional lo estamos haciendo acá, porque también es un reconocimiento y un espaldarazo a lo que vienen haciendo. En concreto podría decir que las 59 medidas que hoy contiene nuestra política de la música, claramente tienen varios links con vuestra política”, destacó el profesional, refiriéndose al documento regional de desarrollo e identidad regional actualmente en elaboración y liderado desde el ámbito público por el Gobierno Regional y el Consejo Regional de la Cultura y las Artes.

La directora regional de Cultura, Lorenna Saldías, también destacó las vinculaciones con la política pública regional. “Hay coincidencia en conceptos como la inclusión social, por un lado, concibiendo a la música como un elemento fundamental de construcción de la vida comunitaria del país, y, por otro lado, la cultura es vista como un derecho de las personas y por tanto la política cultural debe asegurar el acceso a toda la ciudadanía. La participación ciudadana es reconocida como un deber y un derecho inalienable, por lo que el Estado debe crear las condiciones necesarias que permitan el acceso de todos los habitantes del país a descubrir, conocer y gozar de los bienes musicales, tanto nacionales como internacionales. Asimismo, la política cultural se basa en la participación ciudadana y la convivencia social”, destacó la autoridad regional.

El rol de la música en el contexto educativo, su aporte al desarrollo humano, la internacionalización con enfoque en la identidad y la sustentabilidad de la industria son los principales ejes que la Política Nacional del Campo de la Música 2017-2022 reúne en sus 59 medidas.

El documento es fruto de un extenso proceso participativo, reflexivo y descentralizado que reunió al Estado, al sector privado y la sociedad civil en mesas de trabajo que se constituyeron en todas las regiones del país. La política busca fortalecer el campo de la música en Chile, contemplando las necesidades, desafíos y propuestas levantadas a través del trabajo ciudadano, público y transparente realizado durante 17 meses, entre junio 2015 y noviembre 2016. En total participaron 474 personas, se realizaron 17 encuentros regionales, 15 mesas temáticas y dos mesas macrozonales.

El Comité de Políticas Sectoriales del Consejo de Fomento de la Música Nacional tomó dicha propuesta y trabajó en la sistematización, síntesis y codificación de la información provenida de las Mesas Consultivas Regionales y Nacionales, logrando agrupar las 59 medidas que orientarán el trabajo del Estado en la música.

Cuatro ámbitos

La presente política busca realzar la importancia de esta expresión artística para el desarrollo humano integral, a nivel emocional, cognitivo, social y cultural. Lo anterior surge a partir de que, durante el proceso de elaboración de esta política, uno de los problemas más reiterados y en que se puso énfasis desde las mesas participativas es la baja valoración de la música chilena entre la ciudadanía.

Uno de los principales desafíos de la política es fortalecer la educación musical en el sistema escolar, con especial énfasis en la formación de audiencias y en el desarrollo y proyección de talentos. Todo ello para hacer frente a falencias como la carencia de equipamiento y de espacios físicos adecuados para la enseñanza de esta expresión artística en la mayoría de los colegios, y el déficit de profesores especializados.

La política busca además avanzar hacia una actualización de contenidos en las carreras de Educación Superior vinculadas a la música, promueve la incorporación de herramientas de gestión cultural a todos los niveles, y fomenta la descentralización de la oferta académica.

La política busca garantizar la generación de posibilidades de sustentabilidad y autonomía de la industria a escala nacional y local. Este eje atiende a otro problema reiterado durante las instancias participativas: la desprotección y precariedad laboral que afecta a la mayoría de los trabajadores musicales. Frente a esto, la política busca trabajar desde experiencias destacadas y positivas, como el importante crecimiento del sector independiente en términos de producción, las posibilidades de los formatos digitales y la penetración de nuevas tecnologías, instalando un nuevo escenario productivo.

El proceso de internacionalización desde la dimensión identitaria y cultural es otro de los ejes, promoviendo intercambios que ayuden a difundir y reconocer, prioritariamente, nuestro patrimonio cultural y cómo éste resulta un aporte único entre las distintas voces del concierto global. La política asume una estrategia de internacionalización para la música chilena que permitirá trabajar de manera coherente con otros organismos del Estado, y que facilita una propuesta distintiva, consensuada y reconocible para la música chilena en el extranjero.

¿Ha olvidado su contraseña?

Mostrar

¿Olvidaste tu contraseña?

Escriba su dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace a su correo para crear una nueva contraseña.

Regresar a inicio de sesión

Cerrar